PERLA ESCONDIDA EN LA CARTA Nº 396
2 abril, 2018
PERLA ESCONDIDA EN LA CARTA Nº 397
9 abril, 2018

Sábado Santo en Navafría

El sábado se presentaba como día de búsqueda y de espera. El día amaneció bastante nevado pero eso no impidió que emprendiéramos el camino hacia el puerto. Al principio cada uno fue recordando, acompañado por María, mujer de discernimiento, los distintos movimientos internos vividos en este día, intentando ver una conexión en ellos y a qué decisión nos llamaba el Señor para hacer vida su plan en cada uno. La nieve fue nuestra compañera de camino casi todo el día y unas temperaturas bastantes bajas acompañadas de un gélido viento que no permitían estar parado mucho tiempo.

A mitad de camino comenzamos nuestro Emaús, compartiendo con otra persona nuestra experiencia. A primera hora de la tarde llegábamos a lo más alto del puerto dónde pudimos comer y jugar un rato con la nieve.

Por la noche nos esperaba una gran vigilia compartida con el pueblo de Navafría. Le dimos un toque de alegría con nuestros cantos y sonrisas y el pueblo  contestó con un agradecido aplauso.

Después de la vigilia compartimos en la casa un rato de fiesta con chocolate y bizcocho hecho por Rita. Completábamos así nuestro “apalabrado” de estos días en los que el Señor pasó por vida de cada participante.

Gracias a todas las personas que han hecho posible esta Pascua, especialmente a Juliana que cuidó de que estuviera todo a punto y a todos los que nos habéis acompañado con vuestras oraciones desde distintos lugares. ¡¡GRACIAS, SEÑOR!! ¡¡ALELUYA!! ¡¡Feliz Pascua para todos!!

Mamen Álvarez FI