Tras la Asamblea
6 septiembre, 2018
PERLA ESCONDIDA EN LA CARTA Nº 413
10 septiembre, 2018

Oración en familia: Familia de Nazaret (V)

(VIENE DE AQUÍ)

Terminamos la oración que nos enseñó Jesús con una palabra ajena a nuestro léxico:

AMÉN

AMÉN. Palabra de raíces semíticas, La tradición judeo cristiana  ha mantenido inalterable esta palabra sin traducirla; porque se empobrece el sentido original que se usa en relación con lo sagrado. Es deseo, y creencia, y certeza, y determinación, y fidelidad, y confianza…

Benedicto XVI en una audiencia general, el 30 de Mayo del 2012 afirmaba: «En el “” fiel de Dios se injerta el “amén” de la Iglesia que resuena la liturgia.“Amén”es la respuesta de la fe. Este término deriva de ‘aman’ que en hebreo y arameo significa “hacer estable”, “consolidar”, “estar seguro”, “decir la verdad”… O expresa adhesión a Dios, en el momento en que el pueblo de Israel regresa lleno de alegría del destierro de Babilonia y dice su “sí”, su “amén” a Dios y a su Ley… Esdras bendijo al Señor, y todo el pueblo respondió con las manos levantadas AMÉN, AMÉN…el “amén” de la liturgia judía se convirtió en el “amén” de las primeras comunidades cristianas… Y el Apocalipsis se concluye con la invocación “AMÉN, VEN, SEÑOR JESÚS” (Ap.22,3.”) »

JESÚS, el gran AMÉN al PADRE,ABBÁ.

En su naturaleza humana, aprendió a rezar en aquel taller de Nazareth. “Hijo del carpintero y de su madre María”… y así nos lo enseñó.

Bilbao 03.06.2018

Teresa Zugazabeitia F.I.