PERLA ESCONDIDA EN LA CARTA Nº 417
8 octubre, 2018
Sínodo: Con ojos de mujer (I-A)
9 octubre, 2018

“Me ha abierto los ojos”, Javi Caballero

Experiencia Sur: Bolivia 2018

Para mí este regalo de experiencia se puede resumir en encuentro y VIDA, vida con mayúsculas, vida sencilla y compartida. Llegamos perdidos entre nuestros horarios y planes, con la pregunta de ¿y qué vamos a hacer aquí? Hasta que nos dimos cuenta de que simplemente con lo que Dios ponía en nuestro día a día era suficiente. ¿Y qué puso en nuestro camino? A las Hijas de Jesús, ejemplos de vida entregada a los demás, que nos acogieron y se volcaron con nosotros como si fuéramos parte de la familia; historias con nombre propio, de esos niños que con su cariño y su alegría enseguida nos ganaron. Lo más bonito para mí ha sido compartir sus rutinas, descubrir su mundo, un mundo que en apariencia no se asemeja para nada al nuestro, al menos hasta que rascas un poco. Ha sido un shock cultural y de realidades muy positivo, yo considero que me ha abierto los ojos a muchas cosas, y me ha hecho aprender de ellos entre otras cosas que lo urgente y lo importante muchas veces no coincide. Vuelvo con la espinita de no haber influido más en la realidad vivida, vuelvo con la sensación de haber recibido mucho más de lo que he dado, y bueno con una profunda gratitud: a Tita, a Basi, a Lucy, a Amparo y a todas las Hijas de Jesús que Dios ha puesto en nuestro camino, y a todo el grupo por el buen rollo durante todo el viaje, contagiado por Javi y Mari Carmen, nuestros acompañantes que han hecho todo este sueño realidad.

Javi Caballero