Sábado Santo: día de desierto
20 abril, 2019
PERLA ESCONDIDA EN LA CARTA Nº 445
22 abril, 2019

Domingo de Pascua: la Resurrección del Señor

Mª   Magdalena  fue  al  sepulcro  muy  temprano, “todavía estaba  oscuro”,  dice  Juan. Ella  tenía  prisa,  no  podía  soportar  la  ausencia del Amigo…

Al ver la  piedra  corrida no entra y  se va deprisa  a avisar  a  Pedro y “al otro” discípulo, al  que  el  Señor  quería  tanto…

En  la  tumba  solo  están  las  vendas  y  el  sudario,  el  cuerpo  de  Jesús, no.

Y  entonces  despertaron,

     Y  entonces  creyeron,

           Y entonces  se  llenaron de  gozo…

 

Les  invadió  una  extraña  certeza de  que  Jesús  estaba  vivo; y  entendieron  lo  que  la  Escritura  decía  que  Él  tenía  que  resucitar…

Y fueron  a  comunicar  la  noticia  a  todos  los  demás  compañeros,  experimentando  la  fuerza  de  la  Resurrección,  la  fuerza  de  la  Vida,  la  fuerza  de  Dios…

El  efecto  de  la  Resurrección también  a  nosotros  puede  transformarnos ,  por  dentro  – ¡ y  por  fuera! –  para  hacernos  testigos  verdaderos   y  eficientes  de  la  presencia viva  del  Resucitado.

Abriremos  los  ojos para  llenarnos  de  luz,  abriremos  el corazón  y las  manos  para  que  explosione  de  amor la  Naturaleza  entera, y sentir  que  la  primavera  es  verdad,  que  la  vida  nos  late  por  dentro,  que  si  no  cantamos  “hoy”,  cantarán  las  piedras…

Dios  nos  pide  un  paso  adelante,  un  paso  hacia un mundo distinto y  nuevo. Un  paso lleno  de  amor que  transforme, que  recree,  que  llegue  a todos,  que  haga  posible  el  Reino…, un  paso  más  radical y  totalizante, un paso  de la  muerte  a  la  vida.

 Un  paso … Una PASCUA… ¡¡¡LA PASCUA !!!

Mª Francisca Bueno FI